Descubre cómo retomar la pasión de vender

Hace días una empresa me cuenta que sus vendedores se encuentran un poco desmotivados, que están trabajando porque es lo que hay que hacer, pero han perdido ese brillo que te hace ir por más.

Es por eso que hoy quiero darte algunos tips que te pueden ayudar a encontrar la motivación y devolverle la emoción a tus ventas.

A mi me encanta Tony Robbins lo confieso, me da la energía que a veces pierdo por el cansancio, porque hay días que nuestro tanque de gasolina empieza a dar señales de vacío y sencillamente debemos parar y recargar.

En una de sus charlas, él daba las claves para tener éxito y yo decidí llevarlas al plano de las ventas y traérselas a ustedes.

Son 3 claves

  • La primera es DETERMINACIÓN

La determinación es cuando establecemos un objetivo y tomamos la decisión de ir por él.

Y ese objetivo hay que tenerlo bien claro siempre, porque a veces la rutina nos abraza y no nos suelta, y todo se vuelve un círculo vicioso en el que cobramos la quincena con comisión, pagamos servicios, hacemos mercado y fin, empieza el circulo de nuevo, no hay nada diferente. Incluso las comisiones dejaron de ser atractivas.

Y se pierde esa motivación que nos hacía levantarnos cada día, para no rendirnos.

Por ejemplo:

  • Querer viajar
  • Comprar una casa
  • Comprar un carro
  • Ayudar a la familia
  • Mejorar tu calidad de vida
  • Etc.

La determinación, es tener un objetivo grande, eso que quieres lograr porque de sólo pensarlo ya tu cuerpo se estremece de emoción.

Determinación es que no sea negociable perder, que las excusas queden guardadas en la gaveta y que lo único que veas es tu meta.

 

Te voy a contar algo, cuando trabajaba en Hidrocaven y vendía bombas de agua, tenía un compañero que lograba cerrar ventas con unos montos muy altos, y tenía un estilo de vida que yo anhelaba.

Lejos de victimizarme o envidiarlo, lo que hice fue decidir que yo quería exactamente lo mismo, así que empecé a buscar clientes parecidos a los que él tenía, pero en la zona que me correspondía, ya no me enfocaba en empresas pequeñas, sino que ahora visitaba constructoras, porque su capacidad de compras era mayor.

¿Cuál era mi determinación?

Aumentar mis comisiones, porque eso significaría:

  • Superarme
  • Poder pensar en unas vacaciones espectaculares
  • Comprar el carro que quería
  • Saber que comprar una vivienda ya no era una utopía.

 

Y tanto di, hasta que el 80% de mis clientes eran constructoras o empresas grandes.

 

Eso es determinación, tener un objetivo y trabajar hasta lograrlo.

Enfócate siempre hacia dónde quieres ir. Si solo miras lo que tienes en frente, te pierdes de las posibilidades infinitas que el mundo te ofrece.

 

  • Luego Tony Robbins habla del HAMBRE

Y este debe ser fundamental porque un vendedor sin hambre, no hace seguimiento, no prospecta, sino que se convierte en un tomador de pedidos.

El hambre es eso que te dice: “No me detendré, no me rendiré, no me conformaré con menos de lo que puedo ser, hacer, compartir o dar”. Tony Robbins

Un vendedor con hambre, NO atropella a sus clientes o busca lograr sus objetivos sin importar qué se le atraviesa. Al contrario, es estratégico y sabe que para lograr lo que quiere requiere prospectar casi a diario, tener un embudo de ventas lleno, y estar con los 5 sentidos bien puestos.

El hambre viene como consecuencia de tu determinación.

Si decidiste que este año tendrías las vacaciones soñadas para navidad en uno de los mejores hoteles, entonces sabes que sentarte a quejarte no te acercará en lo más mínimo a lo que deseas.

El hambre te hace buscar la manera de resolver.

A continuación te voy a recordar algo que ya he mencionado en otros blog, pero quiero contártelo de nuevo.

Nuestro cerebro hace 3 cosas:

Elimina, generaliza y distorsiona

  • Elimina, cuando dices frases como: “Es que en esa zona no se está vendiendo bien”

Desapareciendo cualquier posibilidad de éxito dentro de esa zona, porque nos limitamos a creer que sólo hay una forma de hacer las cosas.

  • Generaliza: “Nadie está comprando”

Y nadie son 3 las últimas personas con las que hablaste, en un universo de mínimo 100 clientes.

  • Distorsiona y aquí quiero detenerme.

Imagina que vas a una zapatería, querías unos zapatos talla 37, pero hay 36.5 y tú has reunido durante 6 meses para comprarlos.

Te pruebas el 36.5 y aunque te quedan apretados, te los llevas porque querías esos zapatos.

Así es que nuestro cerebro distorsiona la realidad, lo que no es, hace que se le parezca.

Sabiendo todo esto, si tu le dices a tu cerebro que hay problemas, que la gente no está comprando y que en esa zona no se está vendiendo, estás pidiéndole que por favor te lo confirme en cada paso que des y él va a distorsionar tu realidad para que sólo lo compruebes.

Y ahora, volviendo al hambre, cuando la tienes, entonces en vez de ver problemas, lo único que se te mostrará son las oportunidades, se te acercarán personas que te ayudarán a lograrlo y cada paso que des, te acercará más a tu objetivo.

 

  • Luego está la pasión

Ya sé, me vas a decir que tu pasión no es vender casas o carros, que tú de pequeño no decías: “Cuando sea grande seré vendedor de autos”. Pero no hablo de esa pasión.

¿Sabes de dónde viene la pasión del vendedor?

De ese objetivo que sueña alcanzar, de esa razón que lo hace levantarse todos los días.

La pasión nace cuando lo que vendemos es un producto que realmente le trae beneficios a otra persona.

Cuando trabajaba vendiendo bombas, mi pasión no era vender bombas, era saber que cerrar esa venta me ayudaría a superarme como vendedora, como persona, que me acercaría más a mis sueños, que darle la calidad de vida a mi hija era posible. Además, me encantaba socializar con mis clientes, ese acercamiento tenía magia.

Era saber también, que el edificio que acababan de construir, tenía un sistema hidroneumático diseñado por mí.

Era el reto que significaba ser comercial, llegar a la oficina con la orden de compra, saber que había logrado un cliente nuevo y que había superado las objeciones.

Vender te reta en todos los sentidos a ser mejor persona.

Eso es pasión, y el día que no la sientas en tu trabajo, entonces es como una relación, o la buscas revivir o te alejas, porque ya tu tiempo acabó y eso también está bien.

 

¿Para que debes tener clara cuál es tu determinación, hambre y pasión?

Pero sobre todo, ¿Qué tiene que ver con la motivación?

Porque prospectar, hacer seguimiento y cerrar una venta es un acto que puede afectar nuestro autoestima y fortaleza, si detrás no hay un soporte llamado determinación, hambre y pasión.

Así que hoy te invito a que busques la casa donde quieres vivir, investiga el precio, ve las formas de pago y analiza cuánto deberías hacer mensual para poder alcanzarla. Escoge la meta que quieras, lo importante es que sepas que todo lo que quieras es posible.

De no hacerlo sólo vas a seguir pensando “No, es casi imposible vivir ahí” eliminando cualquier posibilidad cuando en esta vida todo es posible, que te lo digo yo.

Si quieres conocer más sobre este tema quiero dejarte algunos de mis artículos relacionados:

En LinkedIn hice un post sobre este contenido de motivación y los comentarios están increíbles.

 

También me encantará leer tu opinión sobre este blog, aquí en la cajita de comentarios.

 

 

 

 

 

11 comentarios en “Descubre cómo retomar la pasión de vender”

  1. ¡Qué interesante, Karem! Algo tan general, al verlo aquí explicado de forma breve y con ejemplos ayuda mucho a dar enfoque. Que sepas que me voy a imprimir este post y lo voy a dejar a la vista para tener esta información muy presente y poder aplicarlo a diario ¡Enhorabuena por tu trabajo, y gracias!

  2. Pingback: Lo que hizo que mi 2020 diera cambios positivos » Karem Torres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *