Lograr que un desconocido conozca el valor de tus productos o servicios, y conseguir que compre todo lo que ofreces:

Esto es lo que hago.

Soy Karem Torres. Periodista, coach en ventas, entusiasta, con unas inmensas ganas de ayudarte a descubrir esa fuerza dentro de ti, y que tu negocio sea conocido y rentable.

Déjame contarte mi historia...

Desde muy pequeña las ventas han formado parte de mi vida. Mi papá ha sido vendedor desde siempre.

Mi primera venta fue a los 14 años. Mi mamá había perdido su empleo y comenzó a vender rolls de canela para seguir aportando económicamente en casa. Recuerdo que le dije: “Mami, dámelos que yo los vendo en el colegio”.

¡Y los vendía todos!

Nunca fui muy extrovertida, pero cuando vendía me sentía otra persona, me gustaba relacionarme con la gente.

A los 17 años, empecé a trabajar en una tienda de ropa y disfrutaba atender a los clientes. Siempre llegaba a mis metas mensuales.

Uno de los principales motivadores al vender, era empezar a ganar dinero y ayudar a la gente a conseguir lo que les servía. Recuerdo que iban por un pantalón, y salían vestidos completos de la tienda.

Comprendí que para vender, hay saber escuchar sabiamente a tu cliente.

Estudié comunicación social en la universidad, y me gradué con la especialización en medios audiovisuales.

Al finalizar mis estudios, quedé embarazada y para mantenerme, ¿adivina qué hice? vendí, porque en ese momento, recién graduada era poco probable conseguir empleo.

Me dediqué a preparar rolls de canela y comercializarlos.

Tomé una ruta, comencé a visitar universidades, colegios y hoteles, preparé y despaché hasta que la barriga pegaba del volante y entonces ese día paré. En ese momento, ya tenía corral, coche, ropa, bañera, podía pagarme mi parto y vivir un mes sin trabajar. Todo eso lo logré sola.

Luego, llegué a la empresa que me convertiría en una profesional de las ventas.

Cuando mi hija tenía 9 meses, empecé a trabajar con mi papá en Hidrocaven (empresa dedicada al manejo de fluidos: agua, electricidad, petróleo y gas, entre otros, con sede en Venezuela), ingresé como parte de su departamento de ventas.

El escenario era el siguiente: 4 vendedores ingenieros mecánicos, que conocían de pie a cabeza cómo funcionan las bombas de agua, motores y cables eléctricos; y yo, Comunicadora Social y sin tener idea de la diferencia entre una bomba y un motor, pero con mucha actitud y proactividad.

La primera vez que salí, vendí un tanque hidroneumático, nunca voy a olvidar cuando llegué con mi orden de compra al coordinador. La verdad es que no sabía al 100% cómo funcionaba aquel tanque, pero sí sabía cómo conectar con el cliente.

Las ventas eran B2B, trabajé durante 7 años en esa empresa y fue de las mejores experiencias en mi vida. Me codeaba con gerentes, compradores, ingenieros de obra, constructoras, presidentes de empresa, viajaba de una ciudad a otra para prospectar y cerrar negocios.

Puedo decir orgullosa, que cerré una de las ventas más grandes hechas en Hidrocaven. El cliente era una empresa del Estado. 13 bombas con motores de 300 y 250 hp para la represa de agua de la ciudad.

De pronto, las redes sociales llegaron a mi vida.

En el 2017, comencé un diplomado en Marketing digital y me abrió un panorama de posibilidades infinitas. Al fin conseguí la manera de ejercer mi carrera. Desarrollé mi marca personal hablando de lo único que he hecho en la vida: “VENDER”.

En el 2018 lancé mi primer taller de ventas en Venezuela ¡una emoción que aún sigo recordando con alegría!

De vez en cuando toca detenerse para mirar con optimismo tus logros y abrazar las lecciones que se aproximan.

Me tocó emigrar…

Me fui a Playa del Carmen (México) con mi hija y una maleta vacía que poco a poco fue llenándose de oportunidades.

Comencé a ofrecer charlas sobre ventas en los grupos de Facebook locales, hasta que conseguí mi primer espacio, donde – temerosa pero decidida – me presenté para enseñar las herramientas que me habían funcionado en la vida.

Así empezó todo, pero ahora fuera de mi país.

Actualmente, imparto formaciones a equipos de ventas, emprendedores, y formo parte de uno de los movimientos comerciales más importantes de Europa EDVE, Escuela de Ventas. Soy su primera embajadora mujer para Suramérica.

Hasta la fecha, sigo agradeciendo el coraje que tuve al vender los roles de canela que hacía mi mamá.

Quiero enseñarte la ruta para que conquistes a tus potenciales clientes, y se interesen en lo que ofreces.

Porque para vender, es importante dejar a un lado los prejuicios y el qué dirán, hay que liberarse de esos miedos. Es posible que estén frenándote a lograr grandes proyectos.

Mi experiencia me ha enseñado que en una venta, son dos las personas que se benefician.

Estas son las claves que me han funcionado para tener éxito en la vida:

De los proyectos que me hacen sentir orgullosa:

Déjame preguntarte esto:

1) ¿Estás iniciando tu negocio pero te cuesta prospectar y venderlo?

He caído y levantado. Podemos crear tácticas exitosas para que comiences a posicionarte y vender en corto plazo.

2) ¿Quisieras diferenciarte para que te compren a ti y no a tu competencia?

Tengo preparado las herramientas efectivas que he aplicado y me han funcionado. Con ellas, he logrado ganarme a los clientes, venderles y fidelizarlos.

3) ¿Desearías derribar objeciones para cerrar más ventas?

Tengo el paso a paso para llevar tu ciclo de ventas a un final feliz ¡Más ingresos, más clientes felices!

4) ¿Tu equipo de ventas te llega con más excusas que soluciones?

Necesitas estrategias que permitan alcanzar las metas comerciales ¡Vamos a dárselas!

5) ¿No has logrado convertir a tus prospectos en clientes?

Lo más probable es que falta información por trasmitir a tu potencial cliente. Trabajemos tu proceso de comunicación para que confíen y decidan comprarte.

Estas son mis líneas de acción:

¿Por qué contratarme?

Y ahora, me encantaría conocerte y ayudarte a acelerar tus ventas.

Completa este formulario y agenda una asesoría diagnóstica gratuita de 20 minutos para tu negocio.